domingo, 28 de septiembre de 2014

La caballería aragonesa del siglo XIV, el ejército que heredó Alfonso V. 


Otón I, emperador Alemán.
Por la letra gótica cursiva se puede
datar el dibujo a finales del siglo XIII.
Los soldados portan espadas románicas.
Existieron muchas armas a lo largo de la Edad Media, tanto de filo como contundentes, de mano (hachas o mazas) como de hasta (lanzas y alabardas), pero hoy nos centraremos en la espada, símbolo vivo de la caballería medieval.
La espada es el arma que sobresale de entre todas las armas de la Edad Media. La espada es el símbolo del caballero, el noble montado que protege por igual al campesino, al monje, a la doncella o derrota al demonio aparecido en forma de Dragón como ya hicieran San Jorge y el Arcángel Gabriel, símbolos santos de la ideología de la caballería.


¿Cuál es la espada que se usaba en la Edad Media?

Speculum humanae salvationis. Marseille - BM - ms. 0089 - f. 039
Por la letras y las armaduras, mediados del siglo XIV.
Espada románica con arriaz de lengüeta, hoja recta apuntada,
pomo globuliforme y punta redonda, aparentemente sin acanaladura.
Existen algunas espadas muy famosas, como Excálibur, la mítica espada del Rey Arturo, Tizona, la espada del Cid o Lobera, la espada de Fernando III el Santo. Realidad o leyenda a Arturo se lo ubica al final del Imperio Romano, entre los ss. IV y V, el Cid vivió al final del siglo XI, Fernando de Castilla fallece en 1230 (siglo XIII), ¿todos ellos usaron el mismo tipo de espada o fueron diferentes?
Esta es una pregunta que puede llegar a ser difícil de responder o que puede tener muchas respuestas. El cine, las series de televisión, los mangas y cualquier otro medio pueden generar ideas erradas sobre las mismas. Hay varios historiadores que han realizado tipologías sobre las espadas medievales, atendiendo a elementos de las mismas, estos son el arriaz (las varas que sobresalen del puño y conforman la guarda), cuya longitud, forma y dirección varía enormemente, el pomo (el botón que se ubica al final de la hoja y que puede adquirir gran variedad de formas), la acanaladura (hendidura que se ubica en el centro de la hoja), y la forma de la hoja. Algunos de estos historiadores son Ewart Oakeshott, Ada Brühn de Hoffmeyer, Heribert Seitz o Mª Vª Cirlot (espadas catalanas de los siglos XI-XIII)[1].
La respuesta es sí, hubo diferentes espadas, aunque basadas en el modelo de la espada romana, y se pueden clasificar y datar, incluso una línea evolutiva.

Tipos de espadas. Siglos XI-XV

El Medievo en la Europa Latina se divide en tres períodos, Alta Edad Media, Plena Edad Media y Baja Edad Media. Las espadas de los siglos XI-XV corresponden a la Plena y Baja Edad Media.
Para esta tabla he divido las espadas según su funcionalidad o finalidad: la espada a una mano, el estoque (a una mano o dos) y la espada larga-mandoble, a dos manos.
Espadas a una mano:

  •       Espada normanda Oakeshott Xa (ss. XI-XIV).
  •       Espada románica, Oakeshott XI (s. XII), Oakeshott XII (ss. XIII-XIV), Oakeshott XIIIa (ss. XIII-XIV).
  •       Estoques, ss. XIV-XV.
  •       Espada larga, desde el siglo XIII, y mandobles, desarrollo desde el siglo XIV a partir de la espada larga.


Oakeshott Xa
  
Oakeshott XI

Oakeshott XII

 
Oakeshott XIIIa
Fuente: http://www.albion-swords.com/articles/oakeshott-typology.htm


Características

El modelo de espada románica estuvo en vigor toda la edad media, y su descendencia llegó al siglo XVI y más adelante, pero centremos la atención la espada medieval. Son espadas de hoja recta y punta redondeada o triangular, con una longitud de hoja entre 80-100 cm, con una empuñadura de 8-10 cm. El pomo fue predominantemente redondo (discoidal), aunque había otros, nuez de Brasil y semiesférico. Conforme nos acercamos a la modernidad los pomos se vuelven más complejos, con formas de frutas o tapón de perfume. El arriaz recto es el más sencillo de realizar, la principal característica es que este se va haciendo algo más largo, hasta alcanzar la forma de cruz, aunque había otros modelos, como el arriaz arqueado o en forma de lengüeta.
Muchos detalles técnicos, el más importante, la hoja. La hendidura, su finalidad es hacer la espada más ligera y permitir aumentar su longitud sin aumentar su peso, ya que se vacía el espacio donde se ubica la hendidura.

Desarrollo histórico


Gouvernement des princes (Le).
Aegidius Romanus. Besançon - BM - ms. 0434 - f. 232
Estoques con arriaz de lengüeta, acanaladura y
pomo discoidal.
Letra gótica, mediados del siglo XIV.
Las espadas derivadas de la spatha romana son armas ofensivas, destinadas a golpes de filo, pesados, que actúan como ataques contundentes, pudiendo causar grandes daños a pesar de no cortar una cota de mallas, también podían usarse para romper cráneos a través de casquetes de cuero endurecido, cortar escudos, disminuyendo la defensa del rival, etc. Especialmente formidable era un ataque enviado desde lo alto de una silla de montar.

La espada medieval, a una mano, con cruz recta y pomo redondo se hizo más ancha y larga que la spatha, alcanzando el 1.20 m. Desde finales del siglo XIII se comienzan a añadir láminas de metal a las cotas de malla como protección adicional. Para luchar contra las placas la espada medieval se muestra menos efectiva al no poder realizar golpes de corte ni contundentes contra enemigos tan protegidos. Será a partir de este momento que la espada se transforma. Aparece el estoque, espada de hoja aguda y triangular, cuya finalidad era colarse entre las placas de las corazas. La espada medieval evolucionó también hacia la longsword, espada larga a dos manos, diseñada para desmontar caballeros, romper placas y luchar contra formaciones de picas o lanzas erizadas.

Conclusión

La espada como herramienta fue evolucionando a lo largo de la Edad Media, adaptándose a los cambios tecnológicos. La tradición romana pervivió hasta el siglo XIV, cuando se impuso un cambio en la funcionalidad del arma, a consecuencia de que ya no era efectiva contra otros caballeros armados.
Por otro lado, la espada de tradición romana es un fenómeno que se puede observar en Europa Occidental. Los bárbaros la adoptaron y la mantuvieron en los reinos germánicos, Hispania e Italia godas, Galia franca, Germania, Anglos y Saxos en Britania. Los vikingos las adoptaron bien por el comercio con los francos bien a lo largo de los saqueos que cometieron desde Alemania a Inglaterra, Francia, Península Ibérica e Italia. Los normandos, vikingos asentados en Normandía, la usaron junto a sus propias armas, lanzas y hachas de guerra, y la portaron a Inglaterra y a Italia. Fue el arma que en los siglos XI-XIII que estuvo en las Cruzadas, con la que se realizó la Reconquista, la Drang nach Osten germana, etc.
Fue la espada que tuvieron los caballeros catalanes, como muestra Mª Vª CIRLOT.
Y su evolución un fenómeno común, que se puede observar en las pinturas, los relieves y las miniaturas de los códices que lo atestiguan en toda Europa Occidental.

Para finalizar. ¿Siempre hubo caballeros?

Los caballeros de los siglos XI al XIII son los caballeros de la verdadera Edad de Oro de la Caballería. Son los BELLATORES de los que habla Adalberón de Laón en su teoría de los tres órdenes. Caballeros que conforman uno de los tres estamentos que ordenan la sociedad en la Edad Media, el de los guerreros, los únicos cualificados para ejercer el monopolio oficial de la violencia.
La caballería, y esto no tiene relación directa con el cambio de la espada, deviene más “profesional” y menos medieval, contratada en lugar de convocada en los siglos XIV-XV. Las luchas medievales eran diferentes de las del siglo XV. En los siglos XI-XIII (ejército/ hueste feudal) se trataba de capturar caballeros para pedir rescate por ellos, en los siglos XIV y XV (ejército real), se buscaba más destruir al rival, cada vez se tiende más a la batalla campal, que antes se evitaba, con lo cual las bajas aumentan exponencialmente y los nobles señores van alejándose del campo de batalla, al tiempo que los grandes señores (reyes, duques, como el de Borgoña), los van sustituyendo por compañías y tropas contratadas, aunque haya gran cantidad de nobles, se trata de baja nobleza que busca ascender o ha hecho de la guerra su profesión.
El ejército de Alfonso en el siglo XV utiliza el mismo armamento que sus contemporáneos, armamento para luchar contra las armaduras de placas, tiene un ejército donde predomina la caballería (como en Francia con sus Compañías de Ordenanza), pero no se trata de nobles caballeros al estilo del rey Arturo, del Cid o de Fernando III, sino más bien de un ejército mitad profesional mitad mercenario, tal era la tendencia del momento.
Por ello la espada se cambia por un armamento más ofensivo, más letal.


Armorial ecuestre del Toison d'Or. París, Bibliothèque de l’Arsénal, ms. 4790, f. 108r, miniatura n.º 228
Espada románica, hoja sin acanaladura, arriaz de lengüeta, pomo triangular.
Fuente: Wikipedia



[1] La evolución de la espada en la sociedad catalana de los siglos XI al XIII. Gladius nº XIV (1978), pp. 9-58. La conclusión es que Cataluña participa de la misma cultura europea en el diseño de las espadas, las espadas de tradición romana basadas en la spatha

0 comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers

Property of Luis Auda. Con la tecnología de Blogger.

Google+ Badge

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog