sábado, 21 de diciembre de 2013

Introducción
Alfonso el Magnánimo comandó las operaciones militares en Nápoles, liderando muchos de los ejércitos aragoneses que tomaron parte en el conflicto. Gracias a Saíz Serrano sabemos que Alfonso adoptó el estilo italiano de condotta, o soldados mercenarios a sueldo, como usaban otros condotieros de su tiempo, Sforza, Braccio da Montone, el Patriarca de Aquileya, ect.
La pregunta es cómo eran esos ejércitos. Los ejércitos se organizaban en lanzas de tres hombres, estas lanzas podían ser pesadas (spezate) o no, la variable era la armadura. Principalmente se trataba de ejércitos de caballería con presencia de infantería, ballesteros y algunos spingarders, arcabuceros o pistoleros.
¿Cuál era el armamento que utilizaban estas tropas? En esta primera edición quiero centrarme en los caballeros con armadura.
Las pruebas
Existen numerosas evidencias pictóricas y escultóricas de la época de Alfonso, una de ellas son los relieves del Arco de Aragón en Castelnuovo de Nápoles, que conmemora la conquista de Nápoles.

En esta escultura podemos apreciar un tipo de armadura muy habitual en la Baja Edad Media, la armadura de placas. Hay tres modelos especialmente conocidos de armaduras de placas, la armadura gótica, la armadura de gendarmerie francesa y la armadura italiana. Este modelo de armadura es originario de las forjas milanesas. A diferencia de las decoradas armaduras góticas y francesas (para deflectar golpes) la armadura milanesa funciona de otra manera. Durante su proceso de forja se calienta al rojo y enfría en agua varias veces. Con esto se consigue modificar la estructura del hierro para hacerlo más compacto y resistente. De esta manera los herreros italianos pudieron hacer una armadura menos pesada al llevar menos piezas y el metal poder ser más fino.
Según las esculturas de Castelnuovo los caballeros de Alfonso, al menos los que contratara en Italia, podrían haber llevado estas armaduras.

Características principales
Al menos en el aspecto visual, A-las grebas (parte que protege de la rodilla al tobillo) terminan de forma recta, y el espacio entre su fin y la rodillera se cubre o bien con cota de malla o más adelante con una rodillera más larga y flexible, similar a la gótica.  B- la codera izquierda es más grande que la derecha, probablemente para actuar de protección con el escudo. C- el casco es el elemento más significativo. De momento he identificado dos tipos de yelmo, un bacinete abierto que no interfiere ni la respiración ni la vista, que asumo que es más moderno, de mediados del siglo XV en adelante; y otro cerrado, llamado houndskull, “cabeza de perro de presa”, un yelmo muy avanzado, con visera abatible y proyectado hacia afuera como el morro de un perro, lo cual permitía una mejor oxigenación que un yelmo pegado a la cara, y que además permitía desviar golpes cortantes fuera de la cara. Más antiguo, aproximadamente de 1390-1400.

Conclusiones
Nuevos tipos de armaduras para nuevos tipos de guerras. Las Guerras Italianas, próximas en el tiempo a la Guerra de los Cien Años o la Guerra de las Dos Rosas son conflictos donde la caballería con armadura tendría un importante rol luchando montada y a pie junto a unidades de lanceros y ballesteros.
Se podía vivir de la guerra y había gente dedicada al trabajo mercenario, ya he mencionado la existencia de condotieros, habría que añadir que mantenían sus ejércitos por años, generando unos poderosos vínculos de fidelidad, al punto que los príncipes italianos los compraban para evitar que otros príncipes los usaran en su contra. En este contexto tiene sentido que los profesionales de la guerra utilicen el mejor equipo que se costeaban ellos mismos a través de los pagos que se les hacían.

Vemos que se aúnan dos momentos, los finales de la caballería feudal, que irónicamente mejora su equipo y se profesionaliza, con el comienzo de los ejércitos mantenidos por la tesorería de los príncipes. Estamos a las puertas de los masivos ejércitos profesionales. Cuando este cambio tenga lugar ya no se podrán financiar armaduras para todos, siendo las armaduras cada vez más específicas, se reducen a demi-armor, que protege tres cuartos del jinete (lo primero en desaparecer es la armadura de las piernas), hasta quedar reducido a la coraza (a veces sin espaldar), casco, y a veces hombreras y/o guanteletes. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Google+ Followers

Property of Luis Auda. Con la tecnología de Blogger.

Google+ Badge

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog