lunes, 13 de julio de 2015

EL DESARROLLO DEL ESTADO MODERNO


Introducción: ¿qué es el Estado Moderno y cuán

do nace?

Tradicionalmente se ha señalado su nacimiento entre los siglos XV-XVI, su desarrollo y consolidación del XVI al XVIII. Como todo, esto es matizable: Jaime II de Aragón (1296-1327) y Pedro IV de Aragón (1336-1387) desarrollaron las instituciones de la Corona de Aragón para una administración más centralizada de sus reinos a través de las Cancillerías, Audiencias, Gobernaciones Generales y el desarrollo de una burocracia que ya venía existiendo desde el siglo XII. El mismo proceso podría tratarse en la Inglaterra normanda desde su conquista (1066) y en Francia, donde los reyes de París fueron desarrollando un aparato de Justicia desde el siglo XI.
Existe por tanto una tradición desde la Plena Edad Media (siglos XI-XIII) de crear instituciones que dependan de la monarquía y le garanticen cierto control sobre el territorio bajo la soberanía del monarca. Cierto, con sus limitaciones.

Características del Estado Moderno:

Alfonso V, Rey de Aragón
Por Rubens
Podríamos decir que el Estado Moderno es la transformación de un Estado personalista/ patrimonialista (de nobles y príncipes) en uno administrado por un aparato burocrático al servicio de una entidad abstracta, el Estado/ territorio, representado no ya por el rey, sino por la legitimidad real. Expliquemos un poco esto:
A la pregunta ¿qué es?, debemos responder: un modelo de Estado abstracto (no personalista) donde las funciones de administración de bienes y gentes quedan bajo control progresivo de la monarquía y su aparato burocrático.
De ahí la definición clásica: lo que caracteriza a un Estado Moderno son tres elementos:
· Burocracia;
· Ejército permanente; y
· Aparato fiscal.
A esta definición se le pueden añadir matices, un aparato de justicia dependiente de la monarquía, que se sitúa en la pirámide, y de justicia real se convierte en justicia estatal. El Derecho Internacional establece que un Estado tiene que ejercer sus funciones sobre un territorio, lo cual es otra característica. Por tanto un Estado moderno tiene fronteras, ejerce sus poderes fiscales y de justicia sobre la población de ese territorio, bajo soberanía de un príncipe, que se fortalece por el control de la burocracia, el aparato fiscal, y sobre todo, del ejército permanente.

¿Cómo se produce ese cambio?

Hay una serie de respuestas que se dan al nacimiento del Estado Moderno. Todas ellas son bastante complementarias: aumento demográfico, aumento del tráfico comercial, creación de nuevas situaciones jurídicas a las que el príncipe, como Justicia Suprema, debe dar cuenta. Todos estos elementos hicieron más compleja la convivencia, y ante nuevas situaciones se van dando respuestas.
Un elemento a considerar, sin lugar a dudas de gran importante, fue la guerra.
“En [un] contexto de presión militar constante, era lógico que las instituciones bélicas evolucionaran hacia formas cada vez más eficaces[1], la guerra se convierte en motor de las transformaciones políticas, el ejército permanente nació por causa de las necesidades militares y luego perduró como instrumento de la independencia de los príncipes.
Es un cambio en el equilibrio de poderes, si antes el príncipe regía el territorio compartiendo (o, más bien, aceptando) el poder con los nobles, con la creación del Estado Moderno la monarquía recupera parcelas de poder que no controlaba desde el Imperio Romano. Los afectados reaccionaron: ligas del Bien Público en Francia, Guerra Civil Castellana (1366-1369 y 1475-1479), rebelión de los Barones en Nápoles (1458-1460), Guerra Civil catalana (1462-1472), si bien por otros motivos, la guerra de las Dos Rosas en Inglaterra (1455-1487), por el control del trono inglés. Fue una guerra civil donde la nobleza y la burguesía buscaron aumentar sus parcelas de poder ligando su fortuna a la de una dinastía/ príncipe.

Un ejemplo de Estado Moderno:

Un poco de Historia:

Alfonso V, rey de Aragón (de Valencia, de Sicilia, de las Mallorcas, de Córcega y Cerdeña, duque de Atenas y Neopatria, conde de Rosellón, Cerdaña y Barcelona) y conquistador de Nápoles, se vio inmerso durante su reinado (1416-1458) en la creación de un Estado Moderno.
Y en su caso se puede apreciar muy bien la importancia de la guerra. Una de sus primeras medidas de gobierno fue el sometimiento de Córcega (no conseguido) y Cerdeña entre 1422-1424, cuando fue llamado en calidad de heredero a Nápoles.
Las intrigas de palacio acabaron provocando su revocamiento como heredero, posiblemente por el miedo de la nobleza napolitana a ver reducido su poder ante un monarca con tantos recursos. Con lo cual hubo de conquistar el reino, lo que tuvo lugar entre 1435-1443. Como es sabido, la guerra consume muchos recursos, en hombres y en dineros.
Alfonso luchó afanosamente por poner en orden las cuentas de las Diputaciones del General de Cataluña, Aragón y Valencia, para reducir las deudas y aumentar la recaudación, recuperó patrimonio regio expoliado durante anteriores reinados y se convirtió en empresario del grano durante el tiempo que estuvo en Sicilia (1432-1435).
Mapa diacrónio de los territorios controlados por la Corona de Aragón
Feudalismo moderno:
Alfonso se adelantó a su época, pero no por ello dejó de ser un rey medieval. Creó una serie de cargos centralizados: Almirante General, Tesorero General, Canciller General (agrupando cancillerías en una sola persona) y sitúo la capital de sus territorios en su persona, ubicada en Nápoles.
Para la administración de sus territorios mantuvo un esquema mixto. Estableció un sistema, que actualmente se acepta como italiano o ítalo-aragonés: el virreinato, colocó virreyes en Sicilia, Córcega, Cerdeña, Eslavonia y Grecia. En la península estableció Lugartenientes Generales, virreyes en la práctica, sin límites a la duración de sus mandatos, con todos los poderes como si fueran el mismo rey, y con instrucciones de gobierno. En sus reinos hispánicos su esposa, María de Castilla, fue lugarteniente de Cataluña, y su hermano Juan de Navarra, lugarteniente de Aragón y Valencia.

¿Por qué feudalismo moderno?

Medalla de Alfonso V, por Pisanello.
MAN, Madrid
Porque el rey mantuvo las estructuras feudales y la separación de sus Estados, pero estableció elementos de control:
Políticos (virreinatos), de justicia (en Sicilia reformó las judicaturas), reformó los impuestos (estableció el fogaje en Nápoles, impuesto directo por hogar), pacificó las ciudades (estableciendo en los reinos hispánicos la insaculación) y estableció una política unitaria (desarrollo de un ejército permanente, control del Mediterráneo Centro-Occidental, lucha contra Génova).



Resultado:

Alfonso creó una potencia internacional que fue tenida en cuenta para pacificar Italia durante medio siglo, plantear la defensa de la Cristiandad frente al peligro otomano, que ya había conquistado Constantinopla en 1453, en el desarrollo de la Diplomacia (relaciones con Segismundo y Federico III del Imperio, honor de caballero del Toisón de Oro con Carlos el Temerario, contactos diplomáticos con el emperador de Etiopía y con el sultán fatimí de Egipto, proyección cristiana sobre las islas del Adriático y el Egeo, protección de los señores cristianos de Montenegro, Albania y Peloponeso).
Sin embargo la obra de Alfonso finalizó a su muerte en gran parte. Nápoles siguió como una entidad independiente bajo su hijo Fernando I, mientras que los otros Estados pasaron a manos de Juan de Navarra. Ninguno de los dos contó ya con los recursos como para mantener el ejército permanente.
Es mi teoría, pero la Corona de Aragón perdió su independencia por no poder conformar un Estado centralizado sin Nápoles. Para lograrlo lo hizo a través de los recursos de Castilla. Pero esa ya es otra historia.


Autor: Luis Fernando AUDA ALEGRE



[1] Guerra, Ejército y construcción del Estado Moderno: el caso francés frente al Hispánico, pág. 254.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Google+ Followers

Property of Luis Auda. Con la tecnología de Blogger.

Google+ Badge

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog