sábado, 14 de septiembre de 2013

El moderno sistema mundial

En el presente artículo quiero realizar una reflexión tomando como modelo interpretativo la sociología histórica de Wallerstein a través de sus análisis en El moderno sistema mundial

Definición de Estado: "Yo veo en la Historia Moderna del Estado más bien una larga búsqueda de estructuras los suficientemente fuertes como para defender los intereses de un grupo de productores-propietarios en la economía-mundo frente a otros grupos de productores-propietarios, así como también, por supuesto, frente a los trabajadores." Inmanuel WALLERSTEIN, (1984): El moderno sistema mundial II: el mercantilismo y la consolidación de la economía-mundo europea, 1600-1750, pág. 158

"El moderno sistema mundial" es una serie de volúmenes publicados por Inmanuel Wallerstein desde finales de los 70 a finales de los 80. En ellos analiza desde la perspectiva de la sociología histórica  la influencia del capitalismos en las estructuras de larga duración, económicas y sociales, siendo su principal descubrimiento la existencia de una economía que superó las fronteras del imperio territorial para ser una economía-mundo, una economía que engloba a territorios que adquieren forma de Estados. 

La economía-mundo comprende tres tipos de regiones, centro, semiperiferia y periferia. Quiero centrarme en la periferia y ponerlo en relación con los gobiernos latinoamericanos de los siglos XIX y XX (aunque también podría ser usado para el África colonial y postcolonial). 

El ejemplo característico que usó Wallerstein para definir un Estado periférico fue la Polonia del siglo XVI. Las élites polacas aumentaron sus tierras hasta crear auténticos latifundios que explotaba mano de obra servil (las corveas, considerado como la refeudalización de Europa del Este). Para Wallerstein representa la entrada en el capitalismo de Polonia pues con estas condiciones produjo grano barato para el centro (Provincias Unidas). Como consecuencia de esa situación el Estado polaco casi desapareció, con un gobierno central inexistente y diversos señores reyes en sus dominios. 

Ahora miremos América del Sur: Estados débiles enfrentados a productores latifundistas de monocultivo, chocolate, café y azúcar en la América cálida (Venezuela, Colombia, Brasil) o de trigo (Argentina) o de guano (Chile). Destinados a los países hegemónicos (Francia, Alemania, Inglaterra, EEUU). Los productores además conseguían una mano de obra desprotegida, sin derechos, bajos costes de aduanas para sacar su producción e importar aquellos materiales que pudieran necesitar, ejércitos privados, y sobre todo, Estados débiles que simplemente fueran la correa de transmisión de sus necesidades. 

Los Estados al sur del Río Bravo, a decir de Eduardo Galeano, no diversificaban su producción, no pusieron medidas proteccionistas (mercantilistas), al menos no duraderas. 

Como decimos, regiones periféricas al servicio del centro, mejor dicho, participantes de las necesidades del centro y muchas veces construidos por el centro. Pero como toda construcción humana con posibilidad de cambio. Para mantener el estado de las cosas no existe mejor política que cambiar al grupo dirigente reformista. El sistema elegido para las periferias de los siglos XIX y XX en América y África fue el golpe de Estado, asegurando así el mantenimiento del "estado de las cosas". 

Conclusión
Las actuales regiones de la periferia se mantienen periféricas por dos razones principales, el poder interventor de los países del centro  para mantener el "estado de las cosas" y el poder interior de los productores para mantener su sistema económico y social sobre las poblaciones. Estos propietarios tienen un Estado que controla a la gente, pues están por encima del Estado, como los nobles polacos por encima del rey durante los siglos XVI-XVIII hasta que Polonia fue engullida por Rusia, Prusia y Austria. 
Los productores-propietarios están acomodados a un comercio que ya existe, que consiste en abastecer al centro y ser receptor del centro. Un Estado podría orientarse a transformar la dirección de ese comercio de exterior a interior y de monocultivo/ monoproductora, a multiproductora, pero ello es siempre peligroso.


lunes, 2 de septiembre de 2013

Del Reinado de Alfonso V el Magnánimo (1416-1458) el gran público no conoce muchos detalles. Se sabe que conquistó Nápoles y se quedó allí. Pero también fue el hermano de Juan II y el tío de Fernando II, al que no llegó a conocer nunca. 
Sin embargo hay muchos otros acontecimientos que no se conocen. Una vez ocupado y pacificado el reino de Nápoles (1442-ca.1444) Alfonso siguió queriendo expandir sus dominios y dotarlos de un orden (asunto que será analizado más adelante). En relación a la expansión hay unos momentos menos conocidos, la expansión sobre los Balcanes, en un espacio comprendido entre Bosnia y el Peloponeso a partir de 1445, aproximadamente.

Este proceso fue largo en el tiempo, desde 1445 a 1458, trece años en que Alfonso estuvo ocupado en tres tareas: la política italiana, el peligro turco y la administración de sus tierras. 


Comencé este estudio a través del estudio realizado por Spremic supe que Alfonso obtuvo el vasallaje de numerosos señores serbios, albaneses y griegos: el voivoda de Bosnia (conocido como duque de Bosnia en Occidente), Iskanderbeg, líder de la Liga Albanesa, el déspota de Arta, el déspota de Acaya y la república de Ragusa, entre otros de menor rango. Inicialmente la sugerencia era muy interesante, pero investigando en internet aparecían problemas difíciles de solucionar. Estos principados en la práctica eran independientes, o eran vasallos de otros señores.


Me centré en un caso concreto, el despotado de Morea, que cubría casi toda la península del Peloponeso. Originariamente había dos, el de Acaya y el de Morea. El segundo, en manos de los príncipes bizantinos, fue engullendo al primero, remanente de la Cuarta Cruzada de 1204. El problema residía en que si estaba en manos de la familia Paleólogo y se expandía y organizaba tropas para luchar contra los turcos, ¿cómo podía ser vasallo del rey aragonés al mismo tiempo? La suposición implica que el Peloponeso estaba compuesto por varios señoríos -perfectamente identificados tras las Cuarta Cruzada-, algunos de ellos estaban bajo vasallaje de los Paleólogo y otros no. Como el déspota no podía ofrecer (o imponer) protección se entregaban a otro señor, en este caso el rey de Nápoles. 


Vemos que hay una proyección territorial sobre los Balcanes. Giovanni Ventimiglia, barón siciliano nombrado virrey de Grecia en 1444, entra en Arta para expulsar a los turcos en 1445. En 1447 con la firma del vasallaje del Voivoda de Bosnia comienza a explotar las minas de plomo. Y en 1451 Iskanderbeg, como líder de la Liga, firmaba con Alfonso el acuerdo de vasallaje por el cual cedía la fortaleza de Croia (actual Kruje, Albania) y una renta anual al rey, a cambio de protección. Posteriormente otros nobles de las costas adriáticas se infeudaron o firmaron acuerdos con el rey, tras lo cual el rey Alfonso comenzó a enviar administradores. 
  1. Entre marzo y mayo de 1451 Alfonso enviaba 300 hombres, munición y víveres al mando de Bernardo Vaquer a Croia. El mismo Claver era ascendido en 1453 a virrey de Epiro y Morea.
  2. Otro administrador era Ramón d'Ortafa, gobernador de Albania, luego virrey de Albania en el 52, y finalmente, en 1454, Guvernator Provincie Grecie, Albanie et Sclavonie

Toda la política que hubiera podido querer desarrollar Alfonso en los Balcanes se desintegró cuando los turcos conquistaron la plaza de Croia en 1456. Alfonso reorganizó lo que restaba en la persona de Claver, reconvertido en Virrey de Grecia con poderes in partibus “orientalis et presertim in pertinentiis in Despotatus (Arte) et in Principatus Moree et locis illi adjacentibus", iba además con la misión de crear una flota en el Egeo y proteger Morea de los turcos.

Nuevamente nos encontramos con un problema de superposición, pues es sabido que el déspota de Morea consiguió reunir casi toda la península en 1430, reconstruyó la muralla del Istmo de Corinto (el Hexamillion), y que luchó contra el ataque de castigo de los turcos en 1446. Aún hay bastante que estudiar, pues hay que delimitar el dominio que pudo tener Alfonso en Acaya, qué clase de actuación tuvo en el ducado de Atenas y Neopatria. Más claro es el papel en la costa adriática, frente a su dominio napolitano, a donde podía enviar tropas y víveres como hemos visto. 

Como conclusión. La conquista de Nápoles no detuvo el movimiento expansivo originado en los reinos peninsulares. Alfonso continuó actuando en Italia y los Balcanes. Sobre las motivaciones que haya podido tener en los Balcanes yo he considerado las siguientes: la fragilidad de un poder central en la zona, que le permitía actuar con cierta libertad y la necesidad de recursos del rey, pues explota plomo y sal de los Balcanes. Sin embargo no me parece claro que Alfonso quisiera hacer un política expansiva en los Balcanes, o al menos no creo su principal prioridad, pues no destina grandes recursos a la política oriental. 

Fuentes:
SPREMIC, M. (2000)  Alfonso il Magnanimo e la sua politica nei Balcani. En D’Agostino y Buffardi (Ed.). XVI Congresso Internazionale di Storia della Corona d’Aragona, 18-24 de septiembre de 1997, Napoli, Caserta, Ischia. Nápoles: Paparo Edizioni, pp. 741-753.

Mapa de Grecia y la costa Adriática con los señoríos señalados



Información adicional sobre los príncipes balcánicos.
Constantino Paleólogo, déspota de Morea (Mystra) oct.1443-jan.1449
-Despotado de Morea, creado tras las victorias del emperador Miguel VIII (Batalla de Pelagonia, 1259). 1383, despotado en régimen de appanage a los Paleólogo.
-Cae en 1461 en manos de los Otomanos, regido por los hermanos de Consta XI, Demetrio y Tomás.
Ducado de Atenas (1205-1458), pasa en 1388 a la familia florentina de los Acciaiuoli
Condado Palatino de Cefalonia y Zatynkhos (1185-1479), creado por Sicilia, pasa en 1357 a la familia Tocco. Consistía en Cefalonia, Zatynkhos, Ítaca e Lefkas (desde ca. 1300).
En 1415 Carlo I Tocco es señor de las grandes ciudades de Epiro y en 1416 es nombrado déspota de Epiro por el emperador de Constantinopla. En 1429 es sucedido por su sobrino Carlo II Tocco. Arta cae en 1449 bajo dominio turco.
Acaya cae en 1430 en manos de los déspotas de Morea.

Berat (Albania) pasó en 1450 a manos turcas.




Google+ Followers

Property of Luis Auda. Con la tecnología de Blogger.

Google+ Badge

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog